jueves, 5 de marzo de 2009

Viajar a Cantabria ¡un destino sorprendente! Paisaje, cuevas, gastronomía...


Cantabria sorprende al mundo con sus dos grandes potenciales: la cultura y el paisaje. Esta bonita tierra quiere provocar al viajero para que, a través de un amplio menú de productos culturales, artísticos y de naturaleza, se adentre a conocer un territorio que, a pesar de su limitado espacio, contiene entre sus costas y montañas todo un catálogo de arte e historia, un cuidado legado milenario que, además, tiene el privilegio de estar rodeado de un mosaico paisajístico de gran calidad medioambiental. La oferta turística de la Comunidad suma a su patrimonio cultural y paisajístico, otros dos valores: la diversidad y heterogeneidad. Y una gastronomía soberbia.

Cultura y naturaleza
Ejemplo de ello son la tupida red de pequeños museos diseminados por toda la Comunidad y en los que se pueden encontrar ejemplos de todos los periodos históricos y artísticos, con especial incidencia en el patrimonio de cuevas prehistóricas con arte rupestre y paleolítico, en el que la Comunidad es primera potencia con Altamira como buque insignia de otro más de medio centenar de cavidades con pinturas en sus paredes. O el legado arquitectónico y artístico que se conserva en sus pueblos y comarcas. Y Cantabria es también naturaleza. La región, que sólo tiene 5.000 km cuadrados de extensión, cuenta con 37 espacios protegidos, de los cuales uno es un Parque Nacional (Picos de Europa) y seis son Parques Naturales. Y aquí también el Patrimonio subterráneo vuelve a ser protagonista, con más de 6.500 cuevas catalogadas y referencias internacionales como El Soplao o la red de cuevas del Alto Asón. Fotografía, pinturas rupestres de Altamira: Pedro Saura.

Muchos destinos en uno
El amplio catálogo de recursos y productos que ofrece la región se engloban bajo la marca ‘Cantabria Infinita’: Desde la playa y la montaña al turismo termal (en la fotografía, balneario de Solares) o rural, pasando por la gastronomía, la práctica de golf y vela o un recorrido por las cuevas de interés geológico o histórico, sin olvidarse de sus grandes estampas paisajísticas o destinos de costa e interior. Un sinfín de propuestas, donde no faltan todo tipo de opciones, desde los deportes de invierno en la Estación de Esquí de Alto Campoo hasta el turismo deportivo y de aventura con un amplio abanico de actividades de golf, canoa, rafting, parapente, espeleología, rutas a pie o a caballo, barranquismo, submarinismo y esquí acuático, o una tarde de ópera o teatro dentro de la atractiva programación del Palacio de Festivales de Cantabria o del Festival Internacional de Santander. Todo esto es Cantabria, un amplio escaparate que se completa con una oferta alojativa y de servicios cuyo denominador común es la calidad.
www.turismodecantabria.com

El recinto de gorilas más grande de España
Al igual que las opciones de Cantabria, también sigue creciendo el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, un espectacular paraíso faunístico de más de 750 hectáreas y a muy pocos kilómetros de Santander en el que conviven en semilibertad cerca de 1.200 animales de más de cien especies de los cinco continentes. El parque ha dado la bienvenida recientemente a una pareja de gorilas, a los que se les ha acondicionado el recinto más grande que existe en España dedicado a este especie y uno de los mejores de Europa. Los dos primates, Nicky y Nadia, se han convertido en una de las grandes atracciones del parque. A Nicky se le puede ver diariamente al aire libre, lo contrario de Nadia que es mucho más reservada y que rara vez sale al exterior (lo hará con el tiempo).
La pareja de primates cuenta con un espacio exclusivo de 14.500 metros cuadrados y viven en un ‘hogar’ diseñado por el arquitecto cántabro Eduardo Fernández Abascal de más de 800 metros cuadrados y con amplias cristaleras que permiten observar a los animales en su vida cotidiana. El edificio está dividido en varios espacios –zona de alimentación, cocina, dormitorios,
almacén y zona de cuidadores-, mientras que el exterior tiene zonas rocosas y árboles que permiten a los gorilas sentirse en un hábitat cómodo y familiar.
La visita al nuevo recinto se completa con un gran espacio expositivo y didáctico, que acerca al visitante al conocimiento de las costumbres y formas de vida de esta especie, así como con una reproducción de la cabaña en la que trabajaba la zoóloga norteamericana Dian Fossey. Un área monográfica que constituye por sí misma un parque dentro del parque.
Este parque natural, que hemos tenido ocasión de visitar recientemente, es una maravilla, por la labor de conservación que realizan de especies en peligro de extinción (osos, linces...). Hemos visto los tigres, los elefantes (nos han contado que la manada discrimina a uno de sus ejemplares Cristina y que están estudiando el motivo, hemos podido verla junto a una reja y alejada del grupo, duerme incluso alejada de todos, en cuanto se acerca a ellos la rechazan, incluida su madre). Todos los animales en grandísismas extensiones de terreno, como si vivieran en libertad.
Los osos pardos están en su ambiente natural (los hemos visto juguetear, procrear... ajenos a las cámaras). Tienen unos 46 ejemplares, cuando en toda la península hay contabilizados unos 110 ejemplares. Maravillosas las cebras, con una piel de espectacular belleza. También vimos los bisontes, jirafas paseando en familia (con la cría)... el parque se puede recorrer en coche, bici... y ofrece escenas de gran belleza.

Territorio Soplao
Otro gran atractivo de Cantabria es El Soplao. La cueva está considerada como uno de los grandes tesoros de la geología mundial , lo que le ha valido el sobrenombre de ‘Capilla Sixtina de la geología’ y, prueba de su gran atractivo es que tras su apertura, en 2005, se ha convertido en uno de losmayores centros de atracción turística con cerca de 400.000 visitantes al año. No es la más grande, ni la más larga de las 6.500 cavidades que se conocen en Cantabria, pero las concreciones excéntricas y la espectacularidad de las formaciones geológicas que atesora la hacen Única y acreedora de apodos como “La Catedral de la Geología Mundial” o la “Capilla Sixtina de la Geología”
El complejo –en pleno proceso de crecimientoestrenó en 2007 nuevas instalaciones y servicios. En el mes de marzo, se inauguraba el Centro de Recepción de Visitantes, el nuevo tren minero (se accede en él a la cueva, lo que la hace más pintoresca) y el área de paseos Prado Collao con conexión al alto de la Florida, a los que en julio de 2007 se sumaba, un espectacular conjunto escultórico al aire libre, firmado por varios artistas contemporáneos que han realizado su personal interpretación de la cueva.

Arte Paleolítico, un mundo por descubrir
Los turistas apasionados por el mundo subterráneo y la historia, cuentan en Cantabria con todo un mundo por descubrir. En poco más de 5.000 kilómetros cuadrados, la región guarda en su interior la mayor densidad de cuevas con arte rupestre del mundo. Altamira, Patrimonio de la Humanidad, es el símbolo universal de este valioso legado paleolítico, que se puede disfrutar en otro más de medio centenar de cavidades repartidas por toda la región. La destreza de trazos y utilización del color de los artistas primitivos, tal como los llamaba Menéndez Pelayo, se conserva en techos y paredes de cuevas que se pueden visitar como El Castillo, Las Monedas, Las Chimeneas o Cullalvera y que ofrecen la posibilidad de viajar hasta el origen de la Historia del Arte Universal. Varias de estas cuevas, Chufín, Las Monedas, La Pasiega, El Castillo, El Pendo y Covalanas junto a Hornos de la Peña y La Garma constituyen el conjunto de cavidades de Cantabria que, junto a cuatro asturianas y dos vascas, optan a ser declaradas, próximamente, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Fotografía, Techo de los Policromos, de Altamira: Pedro Saura.

Situación y comunicaciones
Cantabria, situada al norte de España, ocupa una extensión de 5.289 kilómetros cuadrados, que van desde las montañas de la Cordillera Cantábrica, hasta las aguas del Mar Cantábrico. Esta Comunidad cuenta con una población de más de medio millón de habitantes, de los cuales cerca de 200.000 se concentran en la capital, Santander.

Sus límites son: al norte con el Mar Cantábrico, al oeste con Asturias, al sur con León, Palencia y Burgos (Castilla y León) y al este con Vizcaya (País Vasco). Cuenta con un buen sistema de comunicaciones por tierra, mar y aire. Por tierra, Cantabria enlaza con Bilbao y San Sebastián, y llega hasta Francia (a menos de dos horas), a través de la autovía del Cantábrico (A-8), la cual, en su desarrollo hasta Galicia, une a Cantabria por autovía con Oviedo, Gijón y Avilés.

Las principales vías de comunicación con la Meseta son: a Burgos, la N-623 por el puerto del Escudo y la N-629 por el puerto de Los Tornos; y a Palencia, la N-611 por el puerto de Pozazal. Finalmente el enlace por la Autovía de la Meseta es una realidad a partir de 2008.
Además, por carretera dispone de una extensa red de líneas de autobuses con diferentes destinos nacionales: Madrid, Burgos, Palencia, Valladolid, Salamanca, Barcelona, Bilbao, San Sebastián, Logroño y Oviedo; e internacionales, como París y Bruselas. El ferrocarril de vía ancha (RENFE) viaja diariamente a Alicante, Valladolid y Madrid. FEVE enlaza Santander con Bilbao y Oviedo.

El acceso marítimo une Cantabria con Inglaterra (Plymouth) por medio de una línea de Ferries que lleva en funcionamiento más de 25 años.

Por vía aérea el Aeropuerto de Parayas mantiene vuelos regulares con Madrid, Barcelona, Alicante, Málaga, Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca y Las Palmas de Gran Canaria. También mantiene vuelos con importantes ciudades europeas como Londres, Frankfurt, Roma, Liverpool, Milán y Dublín (este a partir del 30 de marzo de 2008), operados por la compañía aérea de bajo coste Ryanair y París y Ámsterdam, con Air Nostrum. En verano se opera también vuelos con Tenerife, Ibiza y Menorca .

Su clima, húmedo y templado, ofrece inviernos de temperaturas moderadas y veranos suaves, que rara vez sobrepasan los 22 grados centígrados.

Cantabria se constituyó como Comunidad Autónoma española en 1982, tras la aprobación de su Estatuto de Autonomía y un año más tarde tomaba el nombre de Cantabria en sustitución al de la provincia de Santander. En 2001, sus Majestades los Reyes de España visitan la Comunidad con motivo de la inauguración de la Neocueva de Altamira (no se visita la cueva original, desde esta fecha lo que se visita es la Neocueva, una reproducción exacta de la original).

Oferta turística
Arte, cultura, gastronomía, deportes, naturaleza… Cantabria reúne un sinfín de posibilidades que ofrecer a sus visitantes. Ya se busque entretenimiento o relax, la oferta turística de Cantabria se basa en la calidad.

Arte y Cultura

Cantabria destaca también por las importantes muestras artísticas y arquitectónicas pertenecientes a diferentes periodos históricos. Por un lado destacan los vestigios megalíticos como los del Pico Las Nieves; los asentamientos romanos de la comarca de Reinosa, con las ruinas de Julióbriga, Camesa-Rebolledo y el arte prerrománico del templo de Santa María de Lebeña, así como los valiosos ejemplos de iglesias rupestres de Campóo y Valderredible.
También se conservan numerosas iglesias románicas, como la Colegiata de Santillana del Mar, la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda, la Colegiata de San Pedro de Cervatos y la Colegiata de San Martín de Elines, además de una importante concentración de este estilo en Valderredible y, en menor medida, en la cuenca del Besaya y en Liébana.
El arte gótico se encuentra presente en las iglesias de algunas de las más bellas localidades de la Comunidad. La Iglesia de Santa María de la Asunción en Castro Urdiales se trata de la obra gótica más destacada de Cantabria, sin olvidarnos de la iglesia gótica de Laredo, con el mismo nombre, además de las de Santoña, San Vicente de la Barquera, Udalla del Cristo, el Monasterio
de Santo Toribio de Liébana y la Catedral de Santander. Numerosos Palacios y Casonas pertenecen al periodo que va comprendido entre los siglos XVI y XVII, que va desde el Renacimiento hasta el Barroco.

En cuanto a la arquitectura del siglo XIX resaltan las iglesias neoclásicas como la de San Pelayo de Arredondo o la de Salarzón. También el Palacio de Sobrellano, la Universidad Pontificia, el Capricho de Gaudí y el Cementerio y el Ángel de Llimona, en Comillas, como muestra del neogótico y el modernismo catalán. Reflejo del arte del siglo XX, resalta el Palacio Real de La Magdalena en Santander, el Casino de El Sardinero y otras obras relacionadas con el veraneo de Santander.
La arquitectura contemporánea tiene como máximo exponente el Palacio de Festivales de Cantabria o el Palacio de Deportes, ambos en la ciudad de Santander.

De Museos por Cantabria
La apuesta decidida por difundir, y en muchos casos descubrir, una herencia histórica que se remonta al inicio de los tiempos, se refleja en el atractivo recorrido por la Historia que el viajero puede disfrutar a través de las distintas comarcas cántabras y sus museos. Cantabria va construyendo una amplia y variada red de museos de sitio y centros de interpretación ubicados en lugares señeros de cada uno de los periodos históricos de la región.
La Comunidad ofrece al visitante un viaje en el espacio y en el tiempo. Un recorrido que le lleve desde la costa, y su mar Cantábrico como protagonista, hasta las montañas, pero que también le traslade al Paleolítico, a la época de la romana, al periodo medieval o clásico, o al modernismo del diecinueve, a través de una serie de centros que, utilizando las más modernas tecnologías, descubren y ayudan a comprender el paso del tiempo, sus gentes y las huellas que dejaron en esta Comunidad.

-En Santander, encontramos el Museo del Mar Cantábrico, que cuenta con el esqueleto de dos ballenas gigantescas, diversos acuarios y un completo apartado de la historia de la navegación.
-Museo del Hombre y el Mar, que puede contemplarse con diversas naves muy próximo al palacio de la Magdalena.
-Julióbriga. Ciudad Romana y Museo Domus, un yacimiento arqueológico que permite la contemplación de edificios públicos, cabañas, casas y residencias señoriales de época romana. La domus evoca, mediante escenografías y reproducciones, los espacios de la vida cotidiana romana y los modos de vida. Además, ofrece en la sección de museo una selección de objetos procedentes de las excavaciones. Situación: Retortillo (Campoo de Enmedio).
-Arqueositio Cántabro-Romano de Camesa, creado en torno a una villa y sus termas, el lugar ofrece restos arqueológicos que incorporan recreaciones de la instalación termal y de las pinturas murales romanas. Situación: Camesa (Valdeolea)
-Sin salir de la comarca de Campoo, al sur de Cantabria, podemos trasladarnos a la época medieval a través del Centro de interpretación del Románico en Villacantid está alojado dentro de la iglesia románica de Santa María la Mayor de Villacantid. La intensidad artística del templo enmarca y refuerza una exposición que presenta al visitante el esplendor del románico internacional plasmado en un amplio conjunto de iglesias de los valles meridionales de Cantabria. Situación: Villacantid (Hermandad de Campoo de Suso).
-Y para concluir el camino acercarse al recientemente inaugurado Centro de Interpretación del Rupestre de Santa Maria de Valverde un singular patrimonio procedente de los primeros siglos de la Edad Media y constituido por eremitorios, necrópolis e iglesias que han sido excavados en roca se distribuye por toda la comarca de Valderredible. Este espacio, ubicado en las inmediaciones de la iglesia rupestre más monumental, el visitante encontrará las claves para entender cómo surgió la cultura que convirtió la matriz de roca en seno de creencias religiosas. Situación: Santa María de Valverde (Valderredible).
-Ya inmersos en la Edad Media, el discurso museográfico diseñado en la Torre de Pero Niño, en San Felices de Buelna, adentra al visitante en los modos de vida de la sociedad feudal a partir de la vida y hazañas de Pero Niño, Conde de Buelna. Para revivir esta parte de la historia se ha optado por una presentación basada en la tecnología multimedia, con especial énfasis en los elementos sonoros y táctiles, asimilables para las personas con discapacidad visual, y en la humanización de todo el discurso expositivo mediante ocho actores que recrean escenas de la trayectoria de Pero Niño, su investidura como caballero o la concesión del título de conde. Recursos gráficos, juegos ópticos, teatro virtual con hologramas, volúmenes tematizados e interactivos sonoros, de pantalla táctil o de accionamiento electromagnético, que cumplen una función didáctica, completan el menú de tecnologías puestas al servicio de la cultura y la historia. Situación: San Felices de Buelna.
-Comarca del Nansa: Casa Museo de Tudanca también conocida como la Casona, era el domicilio del escritor y mecenas, figura clave del pensamiento y la creación española del siglo XX, Don José Mª de Cossío y Martínez-Fortún, autor de ‘El Cossío’. Este edificio guarda entre sus muros joyas literarias como el manuscrito del “Llanto por Ignacio Sánchez Mejía” de García Lorca, cartas de Alberti, cuadros de pintores de aquella generación y recuerdos taurinos de los toreros amigos de Cossío, etc. Situación: Tudanca

-Altamira, cuna de la civilización: cerca de la comarca del Besaya en Santillana del Mar, se encuentra una de las señas de identidad más relevantes de Cantabria Altamira, junto a la cueva original, en un hermoso edificio diseñado por Navarro Baldewerg encuentra El Museo de Altamira un centro para la conservación, la investigación y la difusión de la Cueva de Altamira y la Prehistoria y un espacio único para conocer el primer arte de la humanidad. Situación: Santillana del Mar.

SANTANDER

Santander, un interesante itinerario desde la prehistoria hasta los fondos marinos del Cantábrico: desde el Museo de Prehistoria al Museo Marítimo. A la espera de que uno de los grandes proyectos museístico se haga realidad como es el nuevo edificio de los prestigiosos arquitectos Tuñón y Mansilla que mostrara la riqueza única en piezas de la prehistoria e historia antigua de la que Cantabria es una potencia mundial, el visitante puede recorrer la actual colección que alberga dicho museo. En la tierra de las grandes cavidades con arte rupestre el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria atesora los restos materiales de yacimientos de fama reconocida –La Garma, El Castillo, Altamira…– las colecciones de útiles de piedra y de arte mueble paleolítico, tallado en hueso y asta, lo convierten en una referencia europea.

El trayecto puede transcurrir a la vera de una de las bahías más hermosas del mundo, y tras pasar por el Palacio de Festivales sede de una intensa programación artística durante todo el año, acercarse al Museo Marítimo del Cantábrico y disfrutar de un paseo didáctico y divertido donde se nos muestra la riqueza de los fondos marinos en bellos acuarios, además de la relación intensa entre el hombre y la mar que ha conformado el carácter de los cántabros. Situación: C/ San Martín de Bajamar (Santander).

Cuevas con arte rupestre
Los secretos de un subsuelo único en el mundo Uno de los tesoros menos conocidos de Cantabria es su red de cuevas diseminadas por todo el territorio. Si bien es verdad que Altamira es la marca más internacional de la región, las cavidades ofrecen al turista curioso la posibilidad de ver en vivo pinturas y restos de arte paleolítico que conforman uno de los conjuntos más singulares del continente. Un mundo por descubrir que sin duda provocará intensas emociones a aquellos que se adentren en sus secretos.

Conjunto Arqueológico Monte Castillo
En Puente Viesgo, se alza el Monte Castillo, una elevación caliza de forma cónica que esconde en su interior un intrincado laberinto de cuevas frecuentadas por el hombre durante al menos los últimos 150.000 años. Entre esas cuevas, cinco de ellas con manifestaciones rupestres paleolíticas, destaca la de El Castillo cuyo interior contiene uno de los conjuntos más singulares e importantes de la Prehistoria de Europa, un referente para la Historia. Sus más de 275 figuras, todas ellas correspondientes a los albores de la presencia del Homo sapiens en Europa, representan un paseo subterráneo por los orígenes del pensamiento simbólico, la mente abstracta y la expresión artística. Una de las figuras más características de esta cueva son las manos en negativo. Fotografía, Mano negativa pintada en rojo: Pedro Saura.

Las Monedas
Junta a esta Las Monedas, de 800 metros que de los que se visitan 160 metros. El recorrido esconde un auténtico espectáculo, estalactitas, estalagmitas, discos, columnas, terrazas colgadas y coladas de colores. Situación: Puente Viesgo.

Covalanas
El origen del cine: afirmaba en su primer discurso como Presidenta de la Academia de Cine Angeles Gonzalez-Sinde en una gala de los Goya: “¿por qué le gusta a usted ir al cine? ¿para qué sirve el cine? ¿qué importancia puede tener que su cine exista o deje de existir? encontré la respuesta no sentada en un cine, sino en la cueva prehistórica de Covalanas, en Cantabria donde el primer director de cine español se llamaba el Maestro de Ramales y vivió hace unos 19.000 años. Pintaba con el dedo en las paredes de la cueva y aprovechando los recovecos y hendiduras de la roca. En contra de lo que dicen algunos agoreros, ahora que por fin hemos conseguido que las imágenes se muevan sin tener que jugarnos el tipo por peligrosas cavernas y sin pasar un frío horroroso, no creo que los celtíberos vayamos a dejar escapar tan fácilmente ese misterioso y antiguo invento llamado cine español. Que se inventó, sépanlo ustedes, mucho antes que la rueda”, concluyó. Una oportunidad para compartir estas sensaciones. Situación: Ramales.

El Pendo
Un gran retablo milenario. En el corazón del valle de Camargo, próxima a la localidad de Escobedo, se encuentra esta cueva de amplia boca y vestíbulo de dimensiones monumentales. Destaca el “Friso de las Pinturas”, un panel de 25 metros de largo y visible desde cualquier parte de la sala principal, contiene, a modo de gran retablo, una veintena de figuras pintadas en color rojo. Sobresalen las ciervas, con doce ejemplares, acompañadas de una cabra, un caballo, dos zoomorfos indeterminados y varias formas de signos (como puntos, discos y líneas) que generalmente se localizan segregados de los paneles en los que se localizan los cuadrúpedos. Situación: Escobedo. Camargo. Fotografía, del "Friso de las Pinturas" con las Ciervas pintadas en rojo: Pedro Saura.

Chufín
Paseo en barco a la cueva de Chufín: se localiza en un paraje de singular belleza del valle del río Nansa. Su espacioso vestíbulo ha sido testigo de importantes ocupaciones humanas acontecidas hace unos 15.500 a.C. e incluso en momentos anteriores. Además, en este espacio los moradores prehistóricos grabaron figuras sobre la roca. Numerosas ciervas, un bisonte, algún posible pez y diversos signos realizados, todos ellos, en surco ancho y profundo, consecuencia de la técnica de abrasión, aparecen concentrados principalmente en un panel, bajo el cual una pequeña abertura da acceso al interior de la cavidad. Situación: Ciclones (Rionansa).

La cueva de Hornos de la Peña
Se localiza en la peña conocida por los lugareños como Peña de los Hornos. Orientada al sur, la zona de entrada destaca en el paisaje por su forma en arco. El área propiamente subterránea o interior, a la que se accede por un paso bajo y estrecho que da acceso a diferentes sectores de medianas proporciones, contiene la mayor riqueza artística. Esta cavidad muestra uno de los conjuntos de grabados más completos de la región cantábrica. Destacan las figuras de tamaño grande y concepción naturalista. Caballos, bisontes, uros, cabras, ciervos, un posible reno y una forma serpentiforme componen el bestiario animal que trasmite, por la atención al detalle (crineras, pelaje, ojos, bocas, etc.) que prestó el artista durante la ejecución, un conocimiento preciso de la anatomía animal. Situación: San Felices de Buelna.

Más información: www.cuevasdecantabria.com

Agenda Cultural
La comunidad cántabra dispone de un extenso programa de actividades artísticas, musicales y culturales, tanto de carácter público como privado. El ejemplo más destacado es el Festival Internacional de Santander (FIS), una cita con más de medio siglo de historia que reúne, durante el mes de agosto, lo más granado del panorama artístico y musical internacional. En 2008, además, el Festival acoge las semifinales y finales del Concurso Internacional de Piano de Santander Paloma O’Shea. También durante todo el año, el Palacio de Festivales de Cantabria ofrece una destacada programación musical y escénica, que contempla actuaciones de ópera, grandes recitales, conciertos de música clásica, danza, teatro y una programación específica para niños.
Otras instituciones como la Obra Social de Caja Cantabria, la Universidad de Cantabria, el Ateneo de Santander o la Fundación Marcelino Botín llenan de contenido la oferta cultural de Santander y Cantabria.
Por otro lado, los más prestigiosos ponentes se reúnen ante alumnos de todo el mundo en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). A ésta, se añaden otras citas como los cursos de verano de la Universidad de Cantabria (UC), la Feria de Arte Contemporáneo Artesantander, los encuentros de Música y Academia o el Concurso de Piano de Santander, que convierten a esta ciudad en capital cultural de España durante el verano. También y especialmente en la temporada estival, el resto de los municipios de la Comunidad organizan un variado programa cultural, cargado de actuaciones de elevado nivel artístico.

Cuevas de interés geológico
Cantabria guarda en su subsuelo más de 6.500 cuevas. Además del conjunto de cuevas prehistóricas de gran valor artístico e histórico, la Comunidad posee un extraordinario patrimonio subterráneo de gran valor geológico. El Soplao, Cullalvera y la Red de Cuevas del Alto Asón son su máximo exponente. Ubicada entre los municipios de Valdáliga, Herrerías y Rionansa, la Cueva El Soplao es uno de sus máximos exponentes. Se halla situada en lo alto de la sierra de Arnero (Escudo de Cabuérnica) a 540 metros de altitud. Su privilegiada situación permite observar la vertiente norte de la región con San Vicente de la Barquera y Comillas de un lado y Peña Sacra y los Picos de Europa al sur y oeste. El desarrollo natural de la cavidad supera los 12 km que se corresponden con: las galerías de los Fantasmas, La Gorda, del Campamento y las cuevas de Lacuerre. Se trata de una cavidad única, considerada uno de los grandes tesoros de la geología mundial debido a la abundancia y variedad de formaciones excéntricas (como las que puedes observar en las fotografías, de un blanco cristalino). Además de las excéntricas, que son las más espectaculares, también tiene otras formaciones que son: céntricas o convencionales, helíctitas de calcita y aragonito, pisolitas... que forman parte del paisaje de esta cavidad y que la convierten en un caso único en todo nuestro territorio nacional.

El Gobierno de Cantabria ha llevado a cabo un proyecto de acondicionamiento para uso turístico de la cueva que ha permitido que desde el mes de julio de 2005, miles de visitantes, se deleiten con las impresionantes formaciones de la cavidad, un asombroso paisaje interior creado a capricho de la naturaleza. La visita de pasarela (la normal), de una hora de duración, comprende un recorrido de 1.200 metros dentro de la cueva cuya longitud total es de 17 kilómetros.

Especialmente planificado para los más atrevidos existe en El Soplao un recorrido de Turismo-Aventura. En él podrán disfrutar de tres kilómetros dentro de la cueva y conocer varias galerías que no están abiertas en el recorrido de pasarela. El complejo –en pleno proceso de crecimientoestrenó en 2007 nuevas instalaciones y servicios. En el mes de marzo, se inauguraba el Centro de Recepción de Visitantes, el nuevo tren minero y el área de paseos Prado Collao con conexión al alto de la Florida, a los que en julio de 2007 se sumaba, un espectacular conjunto escultórico al aire libre, firmado por varios artistas contemporáneos que han realizado su personal interpretación de la cueva. La creación de un museo de la minería, será el siguiente paso.

Dentro de la Red de Cuevas del Alto Asón, destaca la Cueva de Cueto-Coventosa, en Arredondo. Otra de las maravillas geológicas más destacables de la región es la Cueva de Cullalvera, en Ramales de la Victoria, con unas dimensiones espectaculares fruto de la erosión del agua. Tiene una boca de acceso monumental, de 40 metros de alto y 30 de ancho. Además de su valor geológico, cuenta con las pinturas prehistóricas a mayor profundidad del mundo.

Más información: www.elsoplao.es

Playas
Hasta 90 playas de arena blanca y fina podemos encontrar a lo largo de los 220 kilómetros de litoral cántabro, uno de los principales atractivos turísticos de la región, que cada año atrae a miles de veraneantes. Grandes, pequeñas, urbanas, agrestes, aisladas y tranquilas o abiertas al Mar Cantábrico, la mayoría de estas playas se sitúan junto a importantes localidades que disponen de una amplia oferta hostelera y sobradas infraestructuras.

Los municipios de Cantabria que cuentan con playas son: Val de San Vicente, San Vicente de la Barquera, Valdáliga, Comillas, Alfoz de Lloredo, Santillana del Mar, Suances, Miengo, Piélagos, Santa Cruz de Bezana, Santander, Marina de Cudeyo, Bareyo, Noja, Santoña, Arnuero, Laredo, Liendo y Castro Urdiales.

Gran número de veraneantes se ven atraídos por las magníficas playas de Santander, destacando las de El Sardinero, La Magdalena o La Virgen del Mar. Su privilegiada situación geográfica la convierte en principal centro turístico de la región, muy cerca del Parque de la Naturaleza de Cabárceno y con rápida salida a la zona interior gracias a sus modernas infraestructuras.
Entre las localidades costeras que merece la pena visitar se encuentran San Vicente de la Barquera, Comillas, Suances, Miengo, Liencres, Pedreña, Ajo, Noja, Isla, Santoña, Laredo o Castro Urdiales.

Cabárceno
El Parque de la Naturaleza de Cabárceno invita a perderse; a dejarse llevar entre rocas de color ocre y aspecto lunar que definen su paisaje kárstico. Sin embargo, éste es sólo uno de sus rasgos, quizás el más llamativo, el del primer impacto. Después, llegará la sorpresa de 114 especies, cerca de mil animales viviendo en semilibertad, de un gran respeto al medioambiente, de sumo cuidado al reino animal y vegetal. Todo ello hace que miles de personas lo visiten anualmente, una media de 600.000.

El visitante puede recorrer este territorio de 750 hectáreas en autobús, en quad o en coche. Una vez en el Parque podrá asistir a exhibiciones, a talleres medioambientales, practicar senderismo, descansar en sus cafeterías, en su restaurante o en sus miradores. Pero, esta es la faceta más pública de Cabárceno, es su vertiente turística. Sin embargo, el Parque desarrolla una gran actividad investigadora y conservacionista.

Asimismo, se ha convertido en uno de los principales centros reproductores de gorilas de Europa. En abril de 2007 el parque recibió dos nuevos inquilinos, Nadia y Nicky, dos ejemplares de la especie Gorilla Gorilla, procedentes del zoológico de Madrid, que llegaron al Parque cántabro para formar familia.

Turismo gastronómico
Cantabria destaca por la exquisita calidad de sus productos autóctonos. Dispone de una amplia y variada despensa: desde sus quesos, pasando por la mejor selección de carnes y las mejores conservas, hasta llegar a los famosos pescados y mariscos del Cantábrico. La diversidad de su oferta es tal que puede establecerse un recorrido por la gastronomía de Cantabria a través de las diferentes comarcas.

-La hermosa bahía de Santander posee una importante riqueza en especies marinas que dan prestigio a la buena mesa regional: mariscos como amayuelas y morgueras, panchos, salmonetes, bocartes, lubinas y sardinas entre los pescados, además de calamares y cachones entre los moluscos. La cocina de Santander es netamente pesquera, destacando las almejas a la marinera y las “rabas” (calamares), que no pueden faltar en ningún aperitivo. El itinerario gastronómico comenzaría por el Barrio Pesquero, siguiendo por Puertochico, El Sardinero y finalizando en la zona de Corbán y aledaños, a las afueras de la ciudad.

-La franja costera de Cantabria constituye una parada obligada para degustar mariscos y pescados frescos y exquisitos, extraídos del Cantábrico. El itinerario, comenzando por la costa oriental, comprende:

Castro Urdiales,
famoso por el besugo “a la preve” y los caracoles de tierra;

Laredo, con una peculiar forma de preparar el bonito. Los “respigos”, hojas tiernas del nabo y los “jibiones” también son típicos de la villa laredana;

Santoña, universal por sus conservas de anchoa y bonito, presentes en las mejores cocinas del mundo;

Isla en donde se recomienda degustar una langosta o un bogavante a la plancha. Tampoco nos podemos perder sus excelentes pimientos rojos;

Pedreña con las extraordinarias almejas de la zona y donde podemos disfrutar de sus emblemáticas parrillas al aire libre.

Ya en la costa occidental encontramos:

La villa de Suances, famosa por sus prestigiosas jornadas culinarias, como la del marisco, del arroz, del bacalao, etc.;

Ubiarco, Oruña, Ruiloba o Comillas que disponen de una variada oferta gastronómica basada en los pescados, carnes y guisos tradicionales de Cantabria;

San Vicente de la Barquera, importante puerto pesquero que tiene como plato estrella el “sorropotum” (variante de la marmita), que se elabora en los propios barcos cuando salen a faenar, también en esta villa se pueden degustar las ostras cultivadas en su ría y una gran variedad de pescados del Cantábrico.

En Unquera, localidad fronteriza con Asturias, es imprescindible degustar las típicas “corbatas”, dulces realizados con hojaldre de delicioso sabor.

Liébana. La especial orografía y microclima de Liébana permiten cultivar con sorprendente éxito verduras, frutas y legumbres. Se dan generosamente las setas y los caracoles y existe una importante industria artesana de producción de quesos de gran calidad con denominación de origen como el queso picón Bejes-Tresviso o los quesucos de Liébana. Pero, sin duda, los protagonistas de la mesa lebaniega son el cocido lebaniego y el aguardiente de orujo. Como postre, conviene probar la miel y los dulces caseros de la zona. Y para comidas indigestas el té de los puertos de Áliva con orujo.

La zona de Saja-Nansa se caracteriza por el cocido montañés, con su generoso compango, el guiso más popular de la región que podremos degustar en tabernas y mesones de Bárcena Mayor, Tudanca, Ruente, Ucieda o Carmona. También muy típicas de esta zona son las alubias rojas estofadas. Conviene acompañarlas de buenas viandas de la zona, en particular carne de vaca Tudanca y, en época adecuada, de buenas piezas de caza. También es el lugar ideal para degustar la trucha y el salmón.

En las comarcas de Campóo y Valderredible se puede degustar la olla ferroviaria, el chuletón, la miel de brezo y las setas. También destaca su excepcional ganado vacuno de montaña, su exquisito potro, cabrito y un fino hojaldre (pantortillas). En Campóo de Suso son buenos artesanos del queso y de la miel, de las mermeladas y las confituras silvestres. En Valdeolea y Valdeprado del Río ofrecen buenas carnes de vacuno, lechazo, cordero y cabrito, así como miel de brezo y un estupendo pan, el de Olea, cocido en horno de leña. En las Rozas y Campóo de Yuso, la especialidad es el pollo de corral o “picasuelos”. De Valderredible destaca la patata, considerada la mejor de Cantabria, además de buena miel, como en toda la zona y un sabroso queso artesano puro de oveja.

Los valles pasiegos se caracterizan por elaborar una gran repostería: sobaos y quesadas, productos que han logrado ser los mejores embajadores de la cultura pasiega. El itinerario contempla las tres villas pasiegas: San Roque de Riomiera, Vega de Pas y San Pedro del Romeral. Aparte de los dulces, también es de resaltar la carne de vacuno, el guiso de cabrito, las alubias estofadas, los productos de la huerta y los quesos (el fresco de Vega de Pas y los quesucos de nata pasiegos, ambos elaborados con leche de vaca).

La cocina de los valles del Asón y Soba incluye el salmón, la trucha y las angulas. El itinerario gastronómico comprendería: Colindres, donde se sirve buen marisco y pescado; Limpias, donde son famosos los picatostes con chocolate y Ampuero, donde son típicas las jornadas de las angulas y la caza. En el valle de Soba se recogen buenas setas y se preparan recios asados de cordero. Arredondo, conocida como “la capital del mundo”, presume de tener excelentes cotos de trucha y buena mano para los guisados de cordero y cabrito.

FIESTAS DE INTERÉS TURÍSTICO
Cantabria conserva entre sus tradiciones más arraigadas la celebración de un buen número de fiestas a lo largo de todo el año. Muchas de éstas provienen de la tradición de siglos de los pueblos cántabros. En todos los casos son conmemoraciones en honor del patrón o patrona o están relacionadas con las actividades centenarias del pastoreo y la pesca. El colorismo y tipismo de muchas de ellas les han convertido en acontecimientos de gran interés y han sido destacadas como Fiestas de Interés Turístico Nacional o Regional.

FIESTAS INTERÉS TURÍSTICO NACIONAL

• CARNAVAL DE SANTOÑA. El Carnaval más importante del Norte de España (40 días antes de Jueves Santo).
• LA FOLIA. San Vicente de la Barquera. (Domingo siguiente al martes de Pascua).
• EL COSO BLANCO . Castro Urdiales (Ultima semana Junio).
• DÍA DE CANTA BRIA. Cabezón de la Sal. (2º domingo de Agosto).
• GALA FLORAL . Torrelavega (Domingo siguiente al 15 de Agosto).
• BATALLA DE FLORE S. Laredo (Último viernes Agosto).
• DÍA DE CAM POO. Reinosa. Último domingo de Septiembre.

FIESTAS DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL
• LA VIJANERA. Silió. (1er domingo del año)
• CABALGATA DE REYES. Santillana del Mar (5 Enero)
• LA PEROLA Vargas. Puente Viesgo. (20 enero)
• PASIÓN VIVIENTE. Castro Urdiales. (Viernes Santo)
• SEMANA SANTA. Santander
• DÍA INFANTIL DE CANTABRIA. Santander. (primer domingo de junio)
• VERBENA DEL MANTÓN. Ramales. (Sábado siguiente a S. Pedro).
• NOCHE DE SAN JUAN. Soto de la Marina. 23 Junio.
• VIRGEN DE LA SALUD. Aliva. 2 Julio.
• SAN BENITO. Barcenaciones. 11 Julio
• BAÑOS DE OLA . Sardinero (Santander) (mediados de julio)
• EL CARMEN. Revilla de Camargo (16 de julio)
• SAN PANTALÓN. Escobedo. 27 Julio.
• FERIA TAURINA DE SANTIAGO. Santander. (Julio. Coincidiendo con festividad de Santiago).
• FERIA DE LA HOYA. Villaverde de Trucíos (último domingo de julio)
• SAN CARLOS. Pico del mismo nombre en los Picos de Europa. (Primer domingo de Agosto, los años terminados en 0 ó 5).
• SUBIDA SENDERISTA A LA BRAÑA LOS TEJOS. Límite entre los municipios de Lamasón y Cillorigo de Liébana. (1ª semana de agosto)
• VIRGEN DE VALVANUZ. Selaya (15 Agosto)
• LA GATA NEGRA. Carasa. 16 Agosto.
• LA SEMANUCA. Santander. (Última semana de agosto)
• DESCENSO INTERNACIONAL RIO DEVA. Unquera. (Último domingo Agosto)
• ENCIERRO DE AMPUERO. Ampuero (7/9 Septiembre).
• VIRGEN DE LA LUZ. Peña Sagra-Aniezo (Cabezón de Liébana). 8 de Septiembre.
• VIRGEN DE VALENCIA (Santuario de Vioño. Piélagos) (8 septiembre)
• FIESTA DEL COCIDO. Ucieda. (1er domingo septiembre).
• FIESTA DE LA CRUZ. Potes. 14 Septiembre.
• LA BIEN APARECIDA. Ampuero. 15 Septiembre.
• SAN CIPRIANO. Cohicillos (16 Septiembre).
• GUERRAS CÁNTABRAS. Los Corrales de Buelna (septiembre)
• FIESTA DEL DESEMBARCO DE CARLO S V. Laredo (septiembre)
• FIESTA DEL ORUJO. Potes. (2º fin de semana Noviembre).
• SAN ANDRÉS. Castro Urdiales. 30 Noviembre

Agradecimientos: Gobierno de Cantabria, Consejería de Turismo, y a Open Comunicación

No hay comentarios: